Escalada Mg12

CÓMO CUIDAR LAS MANOS PARA LA ESCALADA

Cuando dedicas gran parte del tiempo a un deporte extremo, es bueno saber cuáles son las precauciones que se deben tomar. No siempre son necesarios los mismos requisitos en todos los deportes, sin embargo es importante saber cómo cuidar las manos para la escalada. Las manos de un escalador suponen la superficie de contacto entre la roca y la piel. Esta parte del cuerpo es clave para cualquier persona que se dedique a la escalada. Las manos son una herramienta fundamental en esta disciplina, no importa las horas de preparación y entrenamiento que lleves encima, o la técnica depurada que hayas desarrollado a lo largo de los años, mantener la piel en condiciones óptimas para las próximas sesiones de escalada es muy importante y ayudará a que los siguientes entrenamientos no se conviertan en un sufrimiento. 

Lo primero de todo es saber identificar qué tipo de entrenamiento se va a realizar. Dependiendo de qué roca a escalar y el modo de escalada, demandará más o menos cuidado en diferentes zonas de tu piel. 

Hay que tener en cuenta que el objetivo final es conseguir una piel gruesa, con callo, pero que esté flexible y sana. La parte de conseguir una piel gruesa (callo) es la más fácil, solo tienes que escalar. La piel es el órgano que más rápido se adapta a las demandas externas. En unas pocas sesiones desarrollarás un callo protector específico del tipo de escalada que estés haciendo. Lo difícil es conseguir que este callo sea flexible, esté sano y no tenga irregularidades.

Además del propio desgaste que supone para las manos el roce con la roca o las presas cuando se practica la escalada, debemos añadir el contexto actual en el que, el magnesio líquido, con base hidroalcohólica, está muy extendido debido a su utilidad en la pandemia por ser menos propenso a propagar el virus COVID-19, pero que a su vez, causa más sequedad en la piel. 

¿QUÉ HAGO AL LLEGAR A CASA DESPUÉS DE UNA SESIÓN DE ESCALADA?

Lo primero y primordial, es eliminar el esparadrapo que llevemos puesto, lavar las manos al bajar del rocódromo o la roca y dejarlas secar al aire.

Al llegar a casa es aconsejable tener a mano un Kit de manicura de escalada. Aunque hay gamas de productos desarrollados específicamente para escaladores, los puedes encontrar en cualquier supermercado o perfumería:

  1. Corta cutículas: hay que usarlo con cuidado para recortar los pellejos que hayan podido levantarse e igualar la piel que rodea los pequeños cortes y durezas.
  1. Lima: Utilizar una lima fina con la piel seca y limpiar para igualar toda la superficie y dejarla lo más lisa posible (si ves que tu piel empieza a enrojecerse no continúes limando, podrías generar un hematoma).
  1. Jabón: Lavar escrupulosamente las manos, prestando atención a las heridas de alrededor de las uñas para evitar pequeñas infecciones muy dolorosas en esta zona que es extremadamente sensible.
  1. Hidratante: es muy recomendable el uso de una crema hidratante cicatrizante, sin formulaciones químicas que puedan irritar la piel. Para una persona que escale regularmente se aconseja hidratar las manos todas las noches.

¿QUÉ PASA SI ME HAGO UN CORTE O LEVANTO UN CALLO ESCALANDO?

Es algo que sucede bastante a menudo. No obstante siguiendo estos consejos reducirás las posibilidades de que esto pase. 

De cualquier modo cuando se dé el caso de que tengamos una herida abierta en la piel durante el entrenamiento o jornada de escalada, lo primero que se debe tener en cuenta es que hay que detener la hemorragia. Por tanto se debe aplicar presión constante con un dedo sobre la herida durante 5’ aproximadamente.

Para continuar escalando hay que cubrirse la herida con esparadrapo. La mejor técnica es empezar con la cinta de esparadrapo sobre la yema e ir girando hacia la parte exterior de la mano. Se recomienda evitar cubrir las articulaciones interfalángicas. Esto ayudará a no limitar tus movimientos y que el esparadrapo dure más tiempo. Utilizar antisépticos de forma puntual antes de aplicar el esparadrapo pueden ser una buena opción, no obstante lo más importante para evitar las infecciones es EL AGUA Y EL JABÓN, y mantener la herida libre de humedad.


En conclusión, cuidar las manos en la escalada es una parte superimportante para poder disfrutar y avanazar en este apasionante deporte. Cualquier duda que pueda surgir sobre este tema puedes hablar con el equipo de Mg12 siempre dispuesto y encantado de ayudar a mejorar y cuidar tu progreso escalando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *